6 de enero de 2017

AL BARÇA , CARBON. AL MADRID LO DE SIEMPRE



     Triste partido el del Barça en San Mamés. 20 minutos de descontrol y dos goles vascos dejaron la eliminatoria complicada. Luego, cuando la fuerza de los rojiblancos se esfumó, se quedaron solo con la agresividad y las patadas, y les dio para menos.

     Al borde del descanso Borbalán vio un penalti sobre Neymar de los que asombra la falta de ética que hay que tener para no señalarlo. Descarado, lo vio hasta el mas recalcitrante aficionado de los leones, y evidentemente, tambien Borbalán, pero se hizo el sueco y sacó tarjetas a los culés, como ya había hecho con Umtiti por quejarse de un puñetazo en la garganta de Aduriz que tal vez el colegiado no viera o no le apeteciera ver, como al juez de porteria( de los que algun dia sabremos su mision aparte de cobrar)
   
     Con el gol de Messi la eliminatoria se pone de cara, y el Barça vuelve a ser favorito, pero el espectáculo fue penoso, triste, de hacer bostezar a los aficionados desde casa, y mostrando una incapacidad para romper una defensa, aunque el rival esté con solo 9 jugadores.Uno de los pèores partidos de esta temporada.

     El dia antes, tal y como preveian en Sevilla, Mateu hizo de Cristiano y permitió el segundo gol blanco, en clara falta, y dio un penalti por empujarse dos del Real Madrid entre ellos sin que los sevillistas tuvieran arte ni parte en la jugada, más propio de los 60, cuando todo estaba permitido, en un peligroso síntoma de lo que nos está cayendo con los arbitrajes esta temporada, que parece se les está yendo la mano, esa mano que sigue, años despues, meciendo la cuna del futbol español.

     Un auténtico escándalo, uno mas, que se añade a la lista de agravios que este club atesora a lo largo de su trayectoria.

          Borbalán y Mateu, Mateu y Borbalán, merecen nevera. Incluso mas que nevera, un verdadero congelador de esos de carne para quedarse alli hasta que prometan arbitrar con honradez.

      Y el comité de competicion ha de aprender de esa liga inglesa en la que un acto salvaje como el de Aduriz, conllevaria 6 partidos de descanso.



     Aqui, 6 semanas de entrevistas, de alabanzas, de criticar al agredido.

     Háganlo por el futbol.

14 de diciembre de 2016

LA PELOTITA DE ORO


Editorial escrito ayer para "El Penalti" en Radio Marca Barcelona
                 


Ayer se celebró el sorteo de octavos de final de la Champions, y nuevamente al Real Madrid le tocó un rival mucho más asequible que al FCBarcelona, pero eso ya ha dejado de ser noticia, y no debe llevarnos a pensar en bolas frías y calientes.

Ciertamente, la suerte tan reiterada hace dudar del propio sorteo, y sería interesante que de cara a evitar suspicacias, las bolas se extrajeran de unos bombos, y con esa petición  el club azulgrana debería unirse a otros clubes exigiendo limpieza y claridad.
 
Por la tarde a Cristiano le entregaron(utilizar el verbo ganar sería incorrecto) su cuarto balon de Oro.

Los 173 periodistas con derecho a voto(el nuestro es Relaño) se decantaron por el portugués ganador con su club  de una Champions, en la final de la cual marcó un penalti de la tanda, y la Eurocopa con su país, en la que jugó poco y marcó menos, pero el marketing blanco volvió a ganarle la partida al propio futbol.
 
Y se entiende. En muchos de esos países(algunos difíciles de situar en un mapa mundi) tan solo reciben las noticias que se generan desde España, y hay que reconocer que en eso, el Real Madrid y Florentino nos llevan muchos cuerpos de ventaja.
Mañana mismo el propio presidente blanco dará por inaugurada la campaña para el balón de Oro 2017, mientras aqui, en el Barça, seguiremos confiando en que los votantes decidan con honradez y elijan al mejor tan solo por los méritos en el terreno de juego.
Y así nos va. Messi de blanco llevaría 9 consecutivos, y solo tiene 5.

Los resultados de las votaciones y del orden final(no olvidemos que Iniesta no ha obtenido ni un solo punto) lo ha resumido Lewandosky en twitter con solo 3 emoticonos.

Y es que a veces, 3 carcajadas valen mas que mil palabras



11 de diciembre de 2016

VOLVER A SOÑAR


     Ha vuelto Iniesta, y ha reaparecido el mejor Messi. Y Busquets, como por un encantamiento, ha vuelto a ser el Busquets de siempre, el mejor mediocentro del mundo.

     Y no es casualidad. Cuando el manchego aparece, se ilumina el equipo, la magia aparece de nuevo y de no ser por los tremendos errores  y el excesivo barroquismo arriba, en Pamplona se hubiera batido un record de goles desde que la dictadura murió en un lecho de El Pardo.

     Todos los empates consecutivos, incluso el enésimo milagro de Ramos en los descuentos(hay quien piensa que con partidos de 89 minutos el Madrid estaría luchando por la Europa League) la desventaja de seis puntos ya no parece imposible de superar. Se ha recuperado el optimismo.

     Y por recuperar, incluso conozco gente que ha recuperado una pequeña dosis de alegria(mal de muchos...) por las noticias publicadas en El Mundo sobre las presuntas irregularidades de Cristiano y la mitad de la denominada cuadra Mendes, incluyendo al propio Mourinho al que pillaron, pero que, como no podia ser de otra manera, lo arreglaron con una pequeña multa y un acuerdo económico que en el caso de Messi fue imposible.

     Tal vez porque desde el palco mas famoso del mundo, nadie pensó que el portugués fuera un capo peligroso, y sin embargo Leo, se lo parecía a casi todos. O al menos a quien tenía que juzgarlo.

    Pero volviendo al futbol, mañana nuevo sorteo de los octavos de final de la Champions League.

     No esperamos nada diferente a lo de siempre. Las bolas ya deben de estar en sus respectivas neveras, esperando la "mano inocente" que las empareje. Siempre con la duda de si este año se piden el Leicester o prefieren al Mónaco, dado que los italianos no se les dan bien.

     Y de cara a las fiestas que nos vienen, al parón de la liga, al trofeo Toyota, que de nuevo se convierte en el Mundial de Clubes, y a los reyes magos que le van a traer a Cristiano un nuevo balon de Oro.

     Y es que yo dejé de creer en los reyes magos cuando me enteré de que los regalos que traian los habia pagado  alguien previamente.

     Y por ese mismo motivo hace tiempo que dejé de creer en los balones de oro.

      Que para Florentino, Cristiano es como un hijo. Y no le puede negar ningun capricho.
   


30 de noviembre de 2016

DE CHAPECÓ A LA ETERNIDAD



     El guardameta Danilo no podía imaginarse que aquella intervención suya, en los últimos minutos, iba a ser la última de su vida.

     Es posible que, entre los gritos de euforia, alguien dijese que iban a ser eternos, pero nunca imaginaron lo triste de ese acierto.

     Eran los miembros de un modestísimo equipo brasileño, El Chapecoense, que hacía 4 años que ascendió a primera división y que llegaba, tras eliminar al San Lorenzo de Almagro, a una final que nunca soñaron, y que no llegaron a disputar. Años pisando las sombras que dejaban los grandes, lograron un milagro deportivo, y la vida con suma crueldad, les impidió seguir disfrutando cuando  ella misma les engañó dias atrás con su sonrisa
     Puede que el avión no estuviera preparado para un viaje tan largo, puede que el comandante no explicara con la suficiente fuerza la emergencia, o que se equivocara el controlador aereo, o alguien de la torre, o puede que...

Ayer nos despertaron los informativos con la cruel noticia. Se les quebró la vida en un error de alguien, con esos giros que inventa para gastarnos sus bromas macabras, haciendo que alguien prohiba salir a determinado avión, que un funcionario ponga pegas a otro, que el tiempo se eche encima y que haya que contratar uno distinto.

Que un controlador aereo de prioridad a otro avión, y que se acabe el combustible mientras alguien rellena un documento o consulta a un superior, o solo Dios sabe quién fue el culpable.

Eran un grupo de jugadores modestos, de los cuales alguno llegó a jugar en nuestra liga, que vivían ilusionados con alcanzar el milagro, aunque ya era milagro haber llegado alli.

Seguro que alguien lo dijo, que iban a ser parte de la historia. Y ahora la historia, cruel, los ha hecho eternos, pero con una eternidad que ellos no deseaban.

Desde ayer, ni siquiera me apetece hablar de futbol.

D.E.P.