30 de noviembre de 2016

DE CHAPECÓ A LA ETERNIDAD



     El guardameta Danilo no podía imaginarse que aquella intervención suya, en los últimos minutos, iba a ser la última de su vida.

     Es posible que, entre los gritos de euforia, alguien dijese que iban a ser eternos, pero nunca imaginaron lo triste de ese acierto.

     Eran los miembros de un modestísimo equipo brasileño, El Chapecoense, que hacía 4 años que ascendió a primera división y que llegaba, tras eliminar al San Lorenzo de Almagro, a una final que nunca soñaron, y que no llegaron a disputar. Años pisando las sombras que dejaban los grandes, lograron un milagro deportivo, y la vida con suma crueldad, les impidió seguir disfrutando cuando  ella misma les engañó dias atrás con su sonrisa
     Puede que el avión no estuviera preparado para un viaje tan largo, puede que el comandante no explicara con la suficiente fuerza la emergencia, o que se equivocara el controlador aereo, o alguien de la torre, o puede que...

Ayer nos despertaron los informativos con la cruel noticia. Se les quebró la vida en un error de alguien, con esos giros que inventa para gastarnos sus bromas macabras, haciendo que alguien prohiba salir a determinado avión, que un funcionario ponga pegas a otro, que el tiempo se eche encima y que haya que contratar uno distinto.

Que un controlador aereo de prioridad a otro avión, y que se acabe el combustible mientras alguien rellena un documento o consulta a un superior, o solo Dios sabe quién fue el culpable.

Eran un grupo de jugadores modestos, de los cuales alguno llegó a jugar en nuestra liga, que vivían ilusionados con alcanzar el milagro, aunque ya era milagro haber llegado alli.

Seguro que alguien lo dijo, que iban a ser parte de la historia. Y ahora la historia, cruel, los ha hecho eternos, pero con una eternidad que ellos no deseaban.

Desde ayer, ni siquiera me apetece hablar de futbol.

D.E.P.


18 de noviembre de 2016

UN NUEVO SPONSOR. BUSQUEMOSLE LAS PEGAS



         Tuvo que ser Piqué quien pusiera al Barça sobre la pista, aunque no hay que quitarle mérito a esta directiva, que si en el plano de la comunicación, necesita mejorar, en el aspecto económico obtiene una buena nota.

Rakuten ya ha sido presentado como nuevo sponsor, sustituyendo a la controvertida Qatar Airways, que en su momento nos facilitó un dinero muy importante para conseguir los éxitos últimos,le pese a quien le pese.

La nueva equipación nos aportará una cantidad mayor y garantizada por 4 años, con una serie de premios por títulos tanto de liga, como sobre todo, por la Champions, por el prestigio mundial que ésta conlleva.

Es de suponer que al ser una empresa japonesa, de venta online, no llevará esa carga de maldad que se le atribuía al sponsor anterior, al que se le acusaba de no ser una democracia  y de que las mujeres eran menospreciadas, aunque nadie se refirió nunca a Emirates con palabras similares, como si estos fueran el ejemplo de democracia y de respeto a las mujeres.

Rakuten dará esa estabilidad económica que tanta falta hacía, y suprimirá acusaciones que desde ciertos medios de la caverna, y algunos otros más cercanos, tenian al sponsor  y al Barça entre el fuego amigo y el enemigo.

De Rakuten empezarán a inventar cosas, analizarán incluso la edad de los empleados y su sueldo, hasta encontrar alguna brecha para ganarse el hueso semanal.

Y si no encuentran nada, siempre les quedará Perl Harbor.




28 de octubre de 2016

LA LLAMAN JUSTICIA DEPORTIVA, Y ES SIMPLEMENTE ODIO



     La resolución del comité de competición de la F.E.F. ha llenado de estupor al club y ha hecho saltar todas las alarmas del barcelonismo.

El desprecio hecho por los 3 madridistas que lo componen parecería tratarse  más  un comentario burlón hecho en una noche de juerga, tras muchas copas, que de  una verdadera aplicación de la justicia.

Y la justicia, incluso la deportiva,  para ser creíble, ha de ser imparcial, y en caso contrario, como la mujer del César, al menos parecerlo.

Multar con 1500 euros por un lanzamiento de objetos alguno de los cuales impacta en el jugador estando  el Valencia apercibido de cierre, es dificilmente justificable desde la honestidad, desde la equidad y desde la coherencia.

Cargar contra el agredido por motivos ideologicos es una costumbre arcaica de unos tiempos que creíamos superados, de cuando las minifaldas y los horarios de retirada eran  atenuantes

Los comentarios ofensivos hacia los jugadores del Barça demuestran un absoluto desprecio al club y un partidismo, que aunque conocido, nunca se había mostrado con tanta ferocidad.

Mención aparte merece el presidente de la LFP( denominada jocosamente Liga Florentino Perez) un madridista confeso y que hace gala de ello en cada manifestación, faltando al mínimo pudor e imparcialidad exigible a quien debe representar a un colectivo y a quien alguien deberia gritarle: Tebas, ¿por qué no te callas?

La campaña contra Neymar, por tierra mar y aire ha alcanzado cotas que deberían hacer reflexionar a quienes la han lanzado, promovido y fomentado.
Y la ocurrencia de meter a los niños como argumento no se sostiene. A los niños hay que ayudarles a ser Neymar o Messi y no a explicarles que está bien lanzar botellas si alguien celebra un gol.

Se le han criticado los regates, las rabonas, y el juego alegre que despliega potenciando a los que le agreden, o intentan lesionar, hasta que por fin algún “valiente” logre llevarlo al quirófano  y nos prive de su magia.

Ese día tal vez leamos una resolución del comité de turno diciendo que sancionan con 1500 euros al agresor(y puede que hasta con un partido) pero que lo justifiquen diciendo que con tanta provocación es entendible.
Y puede que Tebas diga que lo lamenta pero que se lo había buscado con esos regates que él, desde su madridismo, considera humillantes.

Tal vez todo radique en que el brasileño no quiso ser el Di Stefano del siglo XXI

Y su negativa a serlo,  en algunas altas esferas la siguen considerando imperdonable.

PD: Este artículo es el escrito por mí para el editorial del programa "El Penalti" de Radio Marca Barcelona de ayer viernes 26-10-16


20 de octubre de 2016

LAS MARIONETAS



     Una vez más Piqué puso el dedo en la llaga. Una vez más, algunas llagas se abrieron. Y una de esas llagas, la de Inda, le dolió especialmente, a tenor de la respuesta de ayer en su, llamémosle diario digital.

     Y por una vez le daremos la razón en parte al sr. Inda, aquel que en las páginas de Marca(¡qué tiempos aquellos, de director de una referencia a tertuliano!) pedía que pararan a Messi por lo civil o por lo criminal, y dado que en la segunda opción no tuvo suerte, aun espera a que la primera lo consiga, que camino lleva, y ganas no les faltan a algunos.

     Y coincidimos. A Piqué no lo ha echado nadie de la selección, aunque seguro que muchos estarán disfrutando al saber que se marcha después de Rusia, entre ellos el propio Inda.

     Un Inda que ayer calificaba al futbolista de mal español, de separatista, y de que le gusta más el dinero que a un tonto un lápiz. Que hay que ser ridículo para hacer tales afirmaciones, por desconocimiento(Piqué tiene dinero para no trabajar en las próximas 6 generaciones sus descendientes) o por maldad.

     Seguramente Piqué no se marcha por Inda y menos aún por su diario, un desconocido para la gente, pese a los esfuerzos de su director en promocionarlo en sus innumerables(casi infinitas) presencias en las diferentes televisiones para decir siempre lo mismo, para defender lo indefendible y para dejar en ridículo a los que coinciden con alguna de sus ideas pero que también se avergüenzan de sus rabiosas afirmaciones.

     En realidad Piqué posiblemente se marche por los insultos y los desprecios que han hartado al jugador. Desprecios nunca basados en su rendimiento en el campo, ni en su entrega en cada partido de la selección, ni su contribución a  esa España que antes, víctima de aquella famosa furia siempre desaparecía en cuartos de final, y que desde la llegada de Piqué y su generación han conquistado lo inimaginable, en la ultima decada.

     Tal vez harto de una colección de periodistas(los menos pero los mas ruidosos) que son la imagen de un nacional madridismo, empeñado en repartir los carnets de buen español, utilizando impresos en los que, vistos al trasluz se clarean algún yugo y muchas flechas, y en el que las palabras, Una grande y libre, se ocultan a pesar de que los repartidores no las disimulan en sus comentarios.

     Harto de que nadie analizase sus partidos sino sus mangas, sus medias, su rostro con el himno o sus dedos al hacer estiramientos. Tipos que condenan el pensamiento porque ellos tienen un pensamiento único y por ese pensamiento, como algunos antepasados, harían cualquier cosa, y que quien no encaja en él, es arrojado al infierno de los separatistas.

     Personas que desprecian todo lo que ignoran y que podrían almacenar miles de agravios, ocultos en la oquedad de su cabeza, que ven separatistas incluso donde no los hay, y que, en cualquier caso, de haberlos, serían más respetables que ellos, porque los separatistas sueñan con una idea, no sé si equivocada, pero los separadores sueñan y luchan por algo mucho peor, y que nadie, excepto ellos es capaz de soñar sin despertarse de una pesadilla.

     Piqué se va de la selección, y cuando lo haga con 31 años podrá hacerle un verdadero corte de mangas, no a España, sino a los que tienen esa idea de España, una idea cainita, de mitad de siglo XX, monolítica, antigua, con olor a sacristía, aquella España que en palabras del maestro Machado " inferior que ora y embiste, cuando se digna usar la cabeza".

     Inda tiene razón. Piqué no se marcha por sus desprecios, contagiados a una parte de los aficionados que ven a su club por encima de España, los que exigirían, si pudieran, un certificado de españolidad expedido por ellos mismos, limpio de visitas a Diadas, limpio de señeras y esteladas, de ikurriñas o de cualquier otra manifestación que tanto desprecian en el fondo.

     Pero lo bueno es que Piqué se marcha, y que también, por edad, se irán algunos más, testigos del espectáculo, amantes del buen fútbol, y dejarán paso, si nadie lo remedia, a una versión 2.0 de la furia.

     Y otra vez acabaremos eliminados en cuartos.